Asma severoSistema Digestivo y Respiratorio

Algunos aerosoles pueden ocasionar o agravar el asma

aerosoles y asma

En el ambiente se encuentran una gran cantidad de partículas químicas y otras con la capacidad de producir alergias (alergénos), las cuales son las responsables de muchas enfermedades del tracto respiratorio; una de ellas es el asma bronquial.

Recientemente, se ha estudiado el impacto de varios aerosoles como factores desencadenantes de asma, y se ha encontrado una relación limitada con los insecticidas de uso profesional, ambiental o residencial.

Recordemos que los insecticidas pueden afectar el sistema nervioso, incluso gravemente como en las intoxicaciones. Cuando éstos se inhalan de manera aguda o crónica, actúan como irritantes y pueden producir inflamación prolongada de los nervios respiratorios.

Si a esto, le añadimos que algunos individuos tienen las vías respiratorias más sensibles a los alergénos, entonces tendrán un riesgo triplemente mayor de desarrollar asma. 

Afortunadamente, sólo un grupo reducido de insecticidas tiene la capacidad de estimular tanto el sistema inmunológico desencadenando alergias, pero sí puede provocar asma en individuos susceptibles, agravar la condición en quienes ya lo padecen o reaparición de crisis cuando ya estaban controladas.

La recomendación general es evitar el uso de estos aerosoles dentro de los hogares o cerca de personas asmáticas y/o con problemas en el tracto respiratorio.

Comenta esta nota

Palabras clave: