El asma es una enfermedad crónica (es decir, que no se cura sino que sólo se controla) caracterizada por síntomas respiratorios como tos, silbidos al respirar y sensación de ahogarse. Se calcula que 1 de cada 20 adultos y 1 de cada 10 niños y adolescentes la padecen, por lo que es una enfermedad altamente frecuente que ataca a más de 300 millones de personas en todo el mundo.

Sin embargo, aunque podría parecer que son muchas personas las que tienen asma en realidad es probable que sean bastantes más. ¿La explicación?, el asma se diagnostica y se trata mucho menos de lo que debería. Se estima que sólo 1 de cada 2 asmáticos están diagnosticados, por lo que probablemente el número de asmáticos en el mundo supere el medio millón aunque sólo la mitad reciba tratamiento.

Lo primero para poder diagnosticar el asma es sospechar el asma, pero lo siguiente es contar con los insumos y recursos necesarios para hacerlo, lo que no está disponible en todas las localidades.

Además, muchos de los tratamientos desafortunadamente no logran un control integral del padecimiento, lo que se traduce en crisis asmáticas, ingresos hospitalarios y una deficiente calidad de vida.

Los médicos que atienden el asma podrían ser neumólogos, alergólos o incluso médicos generales o familiares de acuerdo con la gravedad de cada caso y su control.

Si usted tiene asma y ha padecido crisis, es probable que al menos una vez haya acabado en un hospital. Según algunas cifras, 3 de cada 10 crisis asmáticas terminan en ahí al necesitar atención médica. Además, cuando las crisis son graves, hasta 2 de cada 10 llegan a requerir un ingreso en las unidades de cuidados intensivos.

Asegúrese de saber en qué consiste su tratamiento y de seguirlo al pie de la letra. Evite los factores desencadenantes y procure no exponerse a agentes ambientales como contaminación o cambios de temperatura.

La responsabilidad de su tratamiento es compartida, tanto su médico como usted, deben estar en sintonía para lograr un control adecuado de su enfermedad y deben comprometerse a hacerlo. Estamos seguros de que de esta forma estará mejor y su calidad de vida se incrementará.

Comenta esta nota

Palabras clave: