Cuidado de la Salud

¿Por qué la automedicación puede ser peligrosa?

Riesgos de automedicación

Al sentirnos enfermos, ¿cuántas veces le hemos pedido una recomendación a un familiar o amigo que no es médico?

Aunque parece que solamente estás tomando un buen consejo, estás poniendo en juego tu salud.

 La automedicación es una práctica de alto riesgo porque:

  • Puede aparecer una reacción alérgica. En este caso, es posible que se presenten dos situaciones: que sea la primera vez que suceda o que ya estés enterado que eres alérgico a cierto medicamento, pero resulta que sin saberlo ingeriste otro que es de la misma familia y desencadenará el mismo efecto.
  • Los medicamentos interactúan entre sí y algunos cuando se combinan, potencializan las reacciones adversas.
  • La dosis que ingieres puede ser inadecuada y no funcionará o será contraproducente.
  • Aumentas el riesgo de presentar sobredosis.
  • Algunos medicamentos ocasionan adicción o no pueden suspenderse bruscamente.
  • Puedes presentar efectos secundarios moderados o graves.

Es importante mencionar que hace algunos años se mantenía la venta libre de antibióticos, pero debido a la automedicación, se prohibió. Las personas los tomaban en situaciones inadecuadas o innecesarias y lograron que las bacterias generaran un tipo de “inmunidad” contra los antibióticos reduciendo más del 50% de efectividad (resistencia bacteriana). 

Recordemos que no todos los organismos son iguales, por lo que los efectos de los medicamentos tampoco lo serán.

El médico es el único experto para el diagnóstico de enfermedades y manejo de los medicamentos. Cuando se presenta un problema de salud, ¡consúltalo!

La salud no es un juego…

Comenta esta nota

Palabras clave: