Pie DiabéticoSistema Circulatorio

Avances en el cuidado del Pie Diabético – Parte 3

By agosto 23, 2017 No Comments

Las UPD tienen un efecto económico de primer orden. Un estudio realizado en 1999 en EE.UU. estimó en 28000 dólares estadounidenses el coste medio por paciente por tratar de forma ambulatoria un acontecimiento de UPD a lo largo de dos años.

Es importante recordar que, aparte de la isquemia crítica de los miembros, una perfusión reducida o una circulación deteriorada pueden ser un indicador de revascularización para conseguir y mantener la curación y para evitar o retrasar una amputación futura.

Si bien el desbridamiento cortante es la técnica preferida, otros métodos pueden ser apropiados en algunas situaciones:

  • Como medida intermedia (por ejemplo, por parte de médicos sin la experiencia adecuada para llevar a cabo un desbridamiento cortante; estos métodos incluyen el uso de una almohadilla de monofilamento o de trata-miento con larvas)
  • En pacientes para los que esté contraindicado el desbridamiento cortante o resulte excesivamente doloroso
  • Cuando la decisión clínica es que otra técnica de desbridamiento puede ser más beneficiosa para el paciente
  • En pacientes que han expresado otra preferencia.

Algunos de los tratamientos alternativos pueden ser:

  1. Tratamiento con larvas: Las larvas de la mosca verde botella pueden conseguir una retirada atraumática y relativamente rápida de humedad, descamamiento viscoso y pueden ingerir organismos patógenos presentes en la herida
  2. Debridamiento hidroquirúrgico: Es un método alternativo de desbridamiento de la herida, que fuerza el paso de agua o salino a través de una boquilla para crear un haz cortante de alta energía. Ello permite una visualización precisa y la retirada de tejido desvitalizado en el lecho de la herida.
  3. Debridamiento autolítico: Se trata de un proceso natural que utiliza un apósito húmedo sobre la herida para ablandar y retirar el tejido desvitalizado. Debe tenerse cuidado de no utilizar un apósito que aporte humedad, ya que puede predisponer a la maceración. Además, no se recomienda el uso de vendajes que retienen la humedad en caso de isquemia y/o gangrena seca.
Comenta esta nota

Palabras clave: