trombosis vascular retiniana

La trombosis vascular retiniana es la impactación de un coágulo en los vasos sanguíneos de la retina.

La retina es un órgano fundamental localizado al fondo del ojo, posee gran cantidad de arterias y venas  y funciona como una “pantalla” en donde se proyectan las imágenes captadas que posteriormente, serán enviadas al cerebro a través del nervio óptico.

Cuando una persona tiene factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial sistémica, colesterol elevado, obesidad, tabaquismo y  diabetes mellitus, hay mayor posibilidad de formar coágulos y que estos impacten en ciertas partes del cuerpo como extremidades inferiores, ojo, y en el peor de los casos, en el cerebro.

La circulación de la retina es muy fina, y existe un entrecruzamiento entre arterias y venas, así que un coágulo puede seguir cualquier de las dos vías y en ambas, suponer un gran problema, sobre todo si se aloja en la circulación arterial. El prinicpal síntoma de la trombosis vascular es pérdida total o parcial de la visión sin dolor, casi siempre en un solo ojo.

La recuperación de la visión depende del lugar y del daño en donde haya sucedido el evento, al igual que del tratamiento.

Muchas enfermedades pueden prevenirse, entre ellas la trombosis vascular retiniana.

Los ojos son tan delicados como importantes, por lo que recomendamos acudir con el médico oftalmólogo 2 veces al año.

Comenta esta nota

Palabras clave: