Inflamación de próstataUrología y Ginecología

¿El cáncer es la única causa por la que crece la próstata?

hiperplasia prostática benigna

Se ha difundido mucha información sobre el cáncer de próstata, pero ¿es la única enfermedad de este órgano que debe preocupar?

Continúa leyendo, que vamos a explicarte otra causa muy importante de agrandamiento de próstata.

La próstata es un órgano perteneciente al aparato reproductor masculino. Tiene forma de castaña, se localiza por debajo de la vejiga y rodea la uretra (conducto que conecta con la vejiga y por donde pasa la orina para llegar al exterior).

Su función principal es producir la parte líquida del semen, junto con las vesículas seminales. Los espermatozoides se forman en los testículos, NO en la próstata.

Después de los 40 años, aumentan las posibilidades de padecer hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de próstata no relacionada con tumores o cáncer).

Ahora, ¿cómo afecta la hiperplasia prostática benigna? Aparece cuando la próstata comienza a crecer y comprime la uretra obstruyendo el paso de la orina; también se presenta elevación del suelo de la vejiga.

El músculo que forma la pared de la vejiga se llama detrusor. En condiciones normales, se contrae para expulsar la orina, pero cuando hay obstrucción, se encarga de vencer esa “resistencia” a la salida de orina, lo que a mediano plazo, ocasiona un crecimiento y mayor actividad, generando un síntoma característico: el flujo urinario se corta repentinamente y se tiene que realizar un esfuerzo para volver a expulsarlo; con frecuencia se acompaña de una sensación de “vaciado incompleto” de la vejiga.  

Otros síntomas muy importantes son: orinar con más frecuencia en el día y también en la noche, necesidad urgente de orinar, flujo urinario débil y lento, dificultad para iniciar o terminar de orinar y goteo posterior al orinar.

En el cáncer prostático también aparecen síntomas de vías urinarias inferiores, similares a los que ya mencionamos, por lo que es difícil realizar el diagnóstico. Para ello, se realiza la prueba del antígeno prostático específico, el cual confirma el agrandamiento de este órgano. Sin embargo, para conocer la causa, se debe complementar con un buen interrogatorio realizado por el médico, exploración física, incluido el tacto rectal y de ser necesario, se solicitarán exámenes complementarios.

Actualmente, el tratamiento con medicamentos para hiperplasia (“agrandamiento”) prostática  benigna se basa en el control de los síntomas y se logra disminuir el 27% del volumen de la próstata en crecimiento.  Sin embargo, esto no resuelve en su totalidad el problema, por lo que afortunadamente se dispone de excelentes procedimientos de cirugía, los cuales permiten una mejoría importante de los síntomas y una disminución mayor al 90% del volumen prostático, sobre todo cuando está muy avanzado.

El panorama es más sombrío cuando la próstata crece por cáncer y más si ya se ha diseminado. Pero, si se detecta en etapas tempranas, el pronóstico suele ser favorable.

Como lo has notado, los problemas para orinar en hombres mayores de 40 años no deben tomarse a la ligera.

Sabemos que las primeras palabras que aparecen en la mente masculina cuando hablamos de próstata es “tacto rectal” y esto los convence de no acudir con el médico, sin embargo, son más lamentables las consecuencias que derivan de un simple tabú.

Muy al contrario del pensamiento actual, la masculinidad también abarca una salud plena, tanto física, como emocional y sexual.

Comenta esta nota

Palabras clave: