Enfermedades del esófagoSistema Digestivo y Respiratorio

Cuidados después del tratamiento de Úlcera Esofágica

0029

Es importante como en cualquier procedimiento seguir las indicaciones del médico, con especial énfasis en los cambios de estilo de vida. El reposo es importante después de alguno de los procedimientos antes mencionados. Sin embargo, el paciente podrá reanudar sus actividades en poco tiempo y realizar ciertos tipos de ejercicio físico limitado.

El tiempo de recuperación varía de acuerdo al tipo de tratamiento quirúrgico reintegrando al paciente a sus actividades en un tiempo aproximado de tres semanas a tres meses. Con el fin de restablecerse de manera rápida, es importante que el paciente evite cualquier situación de estrés o de esfuerzo extremo; como parte del plan de rehabilitación es necesario estudiar objetivamente el estilo de vida. Dejar de fumar y cambiar la dieta son los pilares fundamentales que  deben considerarse, adicionalmente es necesario eliminar las situaciones de estrés y responsabilidad en el trabajo con el fin de evaluar si es factible continuar en dicho empleo. Si estos hábitos no se modifican, la posibilidad de padecer de nuevo una úlcera es muy alta.

La dieta es fundamental, por lo que debe ser consultada con el médico antes de hacer las modificaciones al régimen de alimentación; sin embargo, existen puntos constantes a modificar como la reducción de irritantes, café y alcohol.

Es posible que el médico continúe recetando inhibidores de bomba de protones durante al menos ocho semanas.

En el caso del tratamiento de colocación de tubos de PEG es posible que tengan que reemplazarse aunque por lo regular pueden durar meses o años. Los sitios de la PEG se cierran rápidamente una vez que se saca el tubo, pero es necesario identificar si existe movimiento para obtener una atención adecuada.

Comenta esta nota

Palabras clave: