fbpx
asma bronquial, asma, prevención, riesgos, causas de asma, tratamiento de asma, grado de asma, prevención, salud, medicina general, neumología, pediatría, asma en la infancia, infancia, adolescencia, cura para el asma, medicamentos inhalados, medicamentos para el asma, tratamiento, cuidado de la salud, enfermedades respiratorias, sistema respiratorio

El asma es de las enferemedades más comúnes en el mundo. Seguramente alguien de tu familia o algún conocido padece este transtorno de las vías respiratorias. Por lo mismo, también hay mucha información que difunde de boca en boca sobre esta enfermedad. Pero ¿qué tanto de esto es cierto? En esta nota desmentimos algunos mitos que se conocen del asma.

“Me curé del asma”.

FALSO. El asma es una entidad en la que existe una inflamación de las vías respiratorias, es cierto que hay ocasiones en las que está más inflamado que otras, pero siempre está presente. El objetivo del tratamiento del asma es disminuir tanto los síntomas como la frecuencia de las crisis asmáticas, así como mejorar la calidad de vida de los pacientes. El asma se controla.

“Los niños con alergias tienen predisposición a tener asma”

VERDAD. Se ha estudiado que los niños que padecen dermatitis atópica (así como dermatitis del pañal) y rinitis alérgica tienen mayor predisposición a desarrollar asma, pues es una enfermedad muy relacionada con el sistema inmune. A esta predisposición se le ha conocido como marcha atópica.

“Sólo se deben usar los medicamentos en las crisis o pierden su efecto”

FALSO. Existen distintos tipos de medicamentos que se utilizan en el asma, unos para el control de la enfermedad y otros para los ataques agudos, los cuales no pierden su efecto al usarse, sólo que hay veces que se necesita más dosis para alcanzar resultados favorables. Es por eso que es necesario la prescripción adecuada por un especialista para llevar un buen control de su enfermedad. 

“El cigarro que te fumas me genera crisis asmáticas.

VERDADERO. Existen factores que detonan las crisis asmáticas, dentro de estos se encuentra el humo de tabaco, la contaminación, el ejercicio físico, infecciones respiratorias, alergias y el polvo.

Estos son sólo algunas de las frases más famosas que escuchamos acerca del asma. A pesar de que nuestro conocimiento de esta enfermedad ya es amplio, todavía hay muchas creencias falsas que merecen ser aclaradas.

Lo más importante es acudir con un especialista para un buen control de la enfermedad.

¡Cuida tu salud!

Comenta esta nota

Palabras clave: