fbpx
CardiologíaEnfermedades Cardiovasculares

Insuficiencia Cardiaca: ¿Cómo se define?

La insuficiencia cardíaca es una afección en la cual el corazón ya no puede bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente. Esto provoca que se presenten síntomas en todo el cuerpo. 

La insuficiencia cardíaca en la mayoría de los casos es una afección prolongada (crónica), pero se puede presentar repentinamente. Puede ser causada por muchos problemas diferentes del corazón.

La enfermedad puede afectar únicamente el lado derecho o el lado izquierdo del corazón. Más frecuentemente, ambos lados del corazón resultan comprometidos.

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando:

  • Su miocardio no puede bombear (expulsar) la sangre del corazón muy bien. Esto se denomina insuficiencia cardíaca sistólica.
  • El miocardio está rígido y no se llena de sangre fácilmente. Esto se denomina insuficiencia cardíaca diastólica.

A medida que el bombeo del corazón se vuelve menos eficaz, la sangre puede acumularse en otras zonas del cuerpo. El líquido se acumula en los pulmones, el hígado, el tracto gastrointestinal, al igual que en los brazos y las piernas. Esto se denomina insuficiencia cardíaca congestiva.

Las causas más comunes de insuficiencia cardíaca son:

  • La enfermedad de la arteria coronaria (EAC), es un estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón. Esto puede debilitar el miocardio ya sea a lo largo del tiempo o repentinamente.
  • La hipertensión arterial que no esté bien controlada, que puede llevar a que se presenten problemas de rigidez o eventualmente llevar al debilitamiento del músculo.

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca con frecuencia empiezan de manera lenta. Al principio, pueden solo ocurrir cuando usted está muy activo. Con el tiempo, puede notar problemas respiratorios y otros síntomas incluso cuando está descansando. Los síntomas también pueden empezar de manera repentina después que el corazón se ha dañado a consecuencia de un ataque cardíaco u otro problema.

Los síntomas comunes son:

  • Tos
  • Fatiga, debilidad, desmayos
  • Pérdida de apetito (inapetencia)
  • Necesidad de orinar en la noche
  • Pulso irregular o rápido, o una sensación de percibir los latidos cardíacos (palpitaciones)
  • Dificultad para respirar cuando está activo o después de acostarse
  • Hígado o abdomen inflamado (agrandado)
  • Hinchazón de pies y tobillos
  • Despertarse después de un par de horas debido a la dificultad para respirar
  • Aumento de peso
Comenta esta nota

Palabras clave: