Cuidado de la SaludDiabetes MellitusEndocrinología

Diabetes: confirmando el diagnóstico

Cómo saber si padeces diabetes

En los últimos años ha incrementado el porcentaje de personas que padecen diabetes, y también el número de afectados por las complicaciones de la enfermedad.

Afortunadamente la diabetes puede prevenirse, sin embargo, también es sumamente importante el diagnóstico a tiempo.

En la mayoría de los casos, algunas personas padecen la enfermedad y lo desconocen, ya que no presentan síntomas y son diagnosticados hasta que su médico les indica algunos exámenes de rutina.

O en otros casos, acuden a consulta por los principales síntomas como pérdida de peso sin causa aparente, sed excesiva, deseo muy frecuente de orinar, visión borrosa, aumento del apetito, entre otros.

Con presencia o no de los síntomas, la mejor forma de diagnosticar diabetes es midiendo la glucosa en sangre con estas pruebas:

 

  • Glucosa capilar: es la más fácil y económica, y consiste en la obtención de una gota de sangre al pinchar un dedo, la cual será analizada por un dispositivo especial llamado glucómetro. Es recomendable realizar esta prueba en ayunas, ya sea por sospecha de la enfermedad o como control en personas ya diagnosticadas. Si el resultado es mayor a 126 mg/dl, es muy probable que ya se tenga la enfermedad. Es importante aclarar que esta prueba es confiable, sin embargo, en caso de cifras elevadas, es necesario complementar con alguna de las siguientes pruebas diagnósticas.

 

  • Glucosa plasmática en ayunas: en esta prueba se extrae una muestra de sangre directamente de la vena. Si el resultado es mayor a 126 mg/dl, es probable que la persona ya tenga instaurada la enfermedad. Recordemos que “ayuno” se refiere a no comer ni beber líquidos (excepto agua) durante 8 horas.

 

  • Prueba de tolerancia a la glucosa: mediante esta prueba se mide la glucosa en ayunas y 2 horas después de tomar una bebida especial preparada con ciertos miligramos de azúcar. Sirve para conocer si la glucosa está siendo procesada adecuadamente, ya que puede que el resultado en ayunas sea normal, pero se eleve más de lo normal a las 2 horas, lo cual es indicativo de diabetes o pre-diabetes (síndrome metabólico).  

En cambio, si la glucosa está elevada en ayunas (mayor a 126 mg/dl) y también después de ingerir la bebida especial (200 mg/dl), el diagnóstico de diabetes está totalmente confirmado.

 

  • Hemoglobina glucosilada: en esta prueba se mide la cantidad de glucosa almacenada en los eritrocitos (tipo de células sanguíneas) por 3 meses. Entre mayor sea la cantidad almacenada, nos indica que las células sanguíneas tuvieron contacto con una mayor cantidad de glucosa, es decir, que los niveles de glucosa en sangre permanecieron por encima de lo normal por varios meses, por lo que los eritrocitos absorbieron más glucosa de la habitual. La hemoglobina glucosilada mayor a 6.5% confirma el diagnóstico.

 

La diabetes no sólo se detecta con los síntomas, sino también con los resultados de estas pruebas diagnósticas.

¿Crees que puedes padecer la enfermedad?

Comenta a tu médico al respecto y él te indicará la prueba más adecuada a tu caso.

Comenta esta nota

Palabras clave: