fbpx
DISFUNCIÓN ERÉCTILUrología y Ginecología

Disfunción Eréctil: tratamientos más comunes

Conoce los tratamientos más recomendados por especialistas para disfunción eréctil

Según la causa y la gravedad de la disfunción eréctil y las enfermedades de salud preexistentes, puedes tener varias opciones de tratamiento. El médico puede explicarte los riesgos y beneficios de cada tratamiento, y tendrá en cuenta tus preferencias. También pueden influir en tu tratamiento las preferencias de tu pareja.

Medicamentos orales

Los medicamentos orales son un tratamiento eficaz contra la disfunción eréctil para muchos hombres. Algunos de ellos son:

  • Sildenafil
  • Tadalafilo
  • Vardenafil
  • Avanafil

Los cuatro medicamentos mejoran los efectos del óxido nítrico, una sustancia química natural que el organismo produce y que relaja los músculos del pene. Esto aumenta la irrigación sanguínea y permite lograr una erección en respuesta a la estimulación sexual.

Tomar una de estas tabletas no hará que la erección se produzca automáticamente. Primero es necesaria la estimulación sexual para provocar la liberación de óxido nítrico de los nervios penianos. Estos medicamentos amplifican esa señal, lo que permite a algunos hombres desempeñarse con normalidad. Los medicamentos orales para la disfunción eréctil no son afrodisíacos, no provocan excitación y no son necesarios para los hombres que tienen erecciones normales.

Los medicamentos varían en la dosis, en la duración de su funcionamiento y en sus efectos secundarios. Los posibles efectos secundarios comprenden enrojecimiento, congestión nasal, dolor de cabeza, alteraciones visuales, malestar estomacal y dolor de espalda.

Otros medicamentos

Otros medicamentos para la disfunción eréctil son los siguientes:

  • Autoinyección de alprostadil: Con este método, se utiliza una aguja fina para inyectar alprostadil en la base o en un costado del pene. En algunos casos, se utilizan medicamentos que se suelen usar para otras enfermedades, solos o combinados, para las inyecciones peneanas. Los ejemplos comprenden la papaverina, el alprostadil y la fentolamina. A menudo, estos medicamentos combinados se conocen como «bimix» -si comprenden dos medicamentos-o «trimix» -si comprenden tres-. Cada inyección contiene la dosis necesaria para generar una erección que dure no más de una hora. Como la aguja utilizada es muy fina, el dolor en el lugar de la inyección suele ser leve.
  • Supositorio uretral de alprostadil: La terapia con alprostadil intrauretral, consiste en colocar un supositorio diminuto de alprostadil dentro de la uretra peniana. Con un aplicador especial, se inserta el supositorio en la uretra peniana. La erección generalmente comienza dentro de los 10 minutos y, cuando es efectiva, dura entre 30 y 60 minutos. Los efectos secundarios comprenden dolor, sangrado leve en la uretra y formación de tejido fibroso dentro del pene.
  • Reemplazo de testosterona: Algunos hombres tienen disfunción eréctil que se puede complicar por niveles bajos de la hormona testosterona. En este caso, puede recomendarse la terapia de reemplazo de testosterona como primera medida o en combinación con otros tratamientos.

Bomba peneana, cirugía e implantes

Si los medicamentos no son eficaces ni adecuados en tu caso, el médico puede recomendar un tratamiento diferente. Estos son otros tratamientos:

Bomba peneana: Una bomba peneana es un tubo hueco con una bomba manual o a pilas. Se coloca el tubo sobre el pene, y luego la bomba se utiliza para aspirar el aire que está dentro del tubo hacia fuera. Esto genera un vacío que hace que la sangre llegue al pene.

Una vez que tienes una erección, deslizas un anillo de tensión alrededor de la base del pene para retener la sangre y mantenerlo firme. Luego retiras el dispositivo de vacío.

La erección suele durar lo suficiente como para que una pareja tenga relaciones sexuales. Después de las relaciones sexuales, se retira el anillo de tensión. La aparición de hematomas en el pene es un posible efecto secundario, y la eyaculación se verá restringida por la banda. El pene podría sentirse frío al tacto.

Implantes peneanos: Este tratamiento consiste en colocar quirúrgicamente dispositivos a ambos lados del pene. Estos implantes constan de barras inflables o maleables. Los dispositivos inflables permiten controlar el momento y la duración de una erección. Las barras maleables mantienen el pene firme, pero flexible.

En general, los implantes peneanos no se consideran necesarios hasta que se hayan intentado otros métodos primero. Los implantes tienen un alto grado de satisfacción entre los hombres que han intentado terapias más moderadas y han fracasado. Al igual que cualquier cirugía, conlleva un riesgo de complicaciones, como infecciones.

Terapia psicológica

Si la disfunción eréctil se debe a estrés, ansiedad o depresión (o si el trastorno genera estrés y tensión en la relación) el médico podría sugerir que consultes, solo o junto con tu pareja, a un psicólogo o consejero.

Para conocer más sobre esta y otras patologías, consulta nuestra página web.

Comenta esta nota

Palabras clave: