fbpx
Urología y Ginecología

Endometriosis: El ABC de esta enfermedad

Conoce más sobre la endometriosis, un trastorno de la salud femenina

La endometriosis es un trastorno, a menudo doloroso, en el que el tejido que normalmente recubre el interior del útero, el endometrio, crece fuera de este. La endometriosis afecta más comúnmente a los ovarios, las trompas de Falopio y el tejido que recubre la pelvis. En raras ocasiones, el tejido endometrial se puede diseminar más allá de los órganos pélvicos.

Con la endometriosis, el tejido endometrial desplazado continúa actuando como lo haría normalmente: se engrosa, se descompone y produce sangrado con cada ciclo menstrual. Debido a que este tejido desplazado no tiene forma de salir del cuerpo, queda atrapado.

Cuando la endometriosis afecta a los ovarios, se pueden formar quistes llamados endometriomas. El tejido circundante puede irritarse y eventualmente desarrollar tejido cicatricial y adherencias, es decir, bandas anormales de tejido fibroso que pueden hacer que los tejidos y órganos pélvicos se peguen entre sí.

La endometriosis puede causar dolor, a veces intenso, especialmente durante los períodos menstruales. También se pueden presentar problemas de fertilidad. Afortunadamente, hay tratamientos eficaces disponibles.

Síntomas

El síntoma principal de la endometriosis es el dolor pélvico, a menudo asociado con los períodos menstruales. Aunque muchas tienen cólicos durante sus períodos menstruales, las mujeres con endometriosis suelen describir un dolor menstrual que es mucho peor de lo habitual. El dolor también puede aumentar con el tiempo.

Los signos y síntomas comunes de la endometriosis incluyen los siguientes:

  • Períodos dolorosos (dismenorrea): El dolor pélvico y los cólicos pueden comenzar antes y continuar durante varios días del período menstrual. También puedes tener dolor en la parte baja de la espalda y en el abdomen.
  • Dolor al tener relaciones sexuales: El dolor durante las relaciones sexuales o después de estas es común con la endometriosis.
  • Dolor al defecar o al orinar: Es más probable que tengas estos síntomas durante un período menstrual.
  • Sangrado excesivo: Puedes tener períodos menstruales abundantes esporádicos o sangrado entre períodos (sangrado intermenstrual).
  • Esterilidad: Algunas veces, la endometriosis se diagnostica primero en aquellas personas que buscan tratamiento para la infertilidad.
  • Otros signos y síntomas: Puedes presentar fatiga, diarrea, estreñimiento, hinchazón o náuseas, especialmente durante los períodos menstruales.

La intensidad del dolor no es necesariamente un indicador confiable de la extensión de la afección. Podrías tener endometriosis leve con dolor intenso o podrías tener endometriosis avanzada con poco o ningún dolor.

La endometriosis a veces se confunde con otras afecciones que pueden causar dolor pélvico, como la enfermedad inflamatoria pélvica o los quistes ováricos. Puede confundirse con el síndrome del intestino irritable, una afección que causa episodios de diarrea, estreñimiento y calambres abdominales. El SII puede acompañar a la endometriosis, lo que puede complicar el diagnóstico.

Causas

Aunque la causa exacta de la endometriosis no es clara, las posibles explicaciones incluyen las siguientes:

  • Menstruación retrógrada: En la menstruación retrógrada, la sangre menstrual que contiene células endometriales fluye de regreso a través de las trompas de Falopio hasta la cavidad pélvica en lugar de salir del cuerpo. Estas células endometriales desplazadas se adhieren a las paredes pélvicas y a las superficies de los órganos pélvicos, donde crecen y continúan engrosándose y sangrando a lo largo de cada ciclo menstrual..
  • Transporte de células endometriales. Los vasos sanguíneos o el sistema linfático pueden transportar células endometriales a otras partes del cuerpo.
  • Trastorno del sistema inmunitario: Debido a un problema con el sistema inmunitario, es posible que el cuerpo sea incapaz de reconocer y destruir el tejido endometrial que está creciendo fuera del útero.

Si necesitas más información sobre esta y cualquier otra enfermedad, contáctanos a través de este formulario.

Comenta esta nota

Palabras clave: