Cuidado de la SaludDolor Crónico

Estrés laboral. Síndrome de burnout.

En estos tiempos de intenso estrés dentro y fuera del trabajo, nos hemos encontrado con patologías generadas por esta carga excesiva de trabajo. La organización mundial de la salud (OMS) ya le ha dado nombre a este cúmulo de síntomas: Síndrome de Burnout. El cual consiste en el agotamiento físico y mental del individuo que le hace perder toda gana de emprender sus tareas. Es una evolución del estrés laboral al crónico.

Es un cansancio emocional que afecta a muchos trabajadores que tienen contacto directo con otras personas. Estos otros individuos también lo sufren indirectamente por el nivel de estrés y agotamiento de quien los atiende.

Las ocupaciones con más incidencia son las de médico, enfermeras, policías y en ventas.

Causas del síndrome de burnout

El síndrome no es resultado de un solo factor. Es consecuencia de varias y complejas causas a nivel laboral como lo son las siguientes:

  1. Carga de trabajo
  2. Conflictos en el trabajo y sentimiento de menosprecio.
  3. Trabajar en un campo fuera de tus habilidades. Trabajo que no satisface tus intereses.
  4. Trabajos con mucha demanda de energía.
  5. Aislamiento social.
  6. Desequilibrio entre la vida laboral, social y familiar.

Síntomas del síndrome de burnout

Los siguientes 3 síntomas son de los que más destacan en esta condición.

  1. Falta de realización personal. Básicamente, autoestima lastimada. Disminuida. Expectativas frustradas y estrés cognitivo y físico.
  • Agotamiento emocional. Desgaste, cansancio físico y psíquico. Es consecuencia de sobrecarga laboral sostenida.
  • Despersonalización. Quizás el síntoma más delicado. Actitud negativa con clientes, usuarios o personas atendidas. El trabajador pierde motivación y gana en irritabilidad.

Tratamientos para el trastorno

La manera más práctica de lidiar con esta entidad es con el apoyo. El soporte de los compañeros, familia y amigos será decisivo para superar el burnout. Complementa con una terapia o ayuda psicológica de un psicólogo.

Identifica las causas y síntomas y a partir de ello haz un plan para resolver lo que te molesta.

Habla con tu supervisor sobre lo que te pasa. No asumas que no podrá ayudarte, él tiene la llave para mejorar tu condición.

Evalúa lo que te tiene en ese puesto. Pon en perspectiva todo y toma una decisión respecto a lo importante que es la mejoría de tu salud y si realmente el trabajo que tienes vale la pena.

¡Cuida tu salud!

Comenta esta nota

Palabras clave: