fbpx
Enfermedades Gastrointestinales

Factores de riesgo para litiasis vesicular.

Los problemas en la vesícula biliar son comunes a nivel mundial, de fácil prevención y de un tratamiento definitivo que es la cirugía. Pero muchos de nosotros no estamos dispuestos a entrar a un quirófano por un padecimiento que podemos prevenir.

Cada día nos enfrentamos a grandes factores de riesgo que nos predisponen a tener problemas de cálculos biliares, desde alimentación no balanceada hasta medicamentos que pueden favorecer su aparición. Algunos de los factores de riesgo más comunes para este padecimiento son los siguientes:

  • Edad: Después de los 40 años el riesgo aumenta de manera notable: su incidencia es cuatro veces mayor para las personas de 40 a 69 años que en las que son más jóvenes.
  • Sexo femenino: Las mujeres en edad fértil tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir cálculos biliares que los hombres, pero esta diferencia disminuye después de la menopausia. El mayor riesgo se atribuye a las hormonas sexuales femeninas, el embarazo y el empleo de anticonceptivos orales. El estrógeno disminuye la secreción de sales biliares y aumenta la secreción de colesterol en la vesícula, lo que lleva a la sobresaturación de colesterol. La progesterona causa una baja movilidad de la vesícula, lo que a su vez conduce a la estasis biliar (estancamiento de sales biliares dentro de la vesícula).
  • Pérdida de peso rápida: Por ejemplo, después de la cirugía bariátrica. Se produce por disminución del consumo calórico y favorece la estasis biliar, mientras que la destrucción de las grasas en el cuerpo aumenta la movilización del colesterol y su secreción en la vesícula. Esto se traduce en una sobresaturación de la bilis con colesterol, lo que lleva a la formación de litiasis biliar.
  • Obesidad y diabetes mellitus: Se atribuyen a la resistencia a la insulina. La obesidad también aumenta la estasis biliar y la saturación del colesterol.

Es importante recordar que el presentar alguno de los factores de riesgo no indica que ya tengamos presentes la enfermedad, pero, si esto no sufre un cambio radical de nuestra parte, con el tiempo la probabilidad de tener una litiasis biliar es latente.

¡Cuida tu salud!

Comenta esta nota

Palabras clave: