El yoga es un conjunto de disciplinas físicas y mentales de origen hindú y su máximo objetivo es lograr la perfección espiritual y estar en armonía con “lo absoluto” (como los expertos lo describen).

Debido a las posiciones practicadas también se considera una forma de ejercicio para mejorar la flexibilidad y la postura corporal.

Un estudio realizado en Estados Unidos demostró que practicar yoga con frecuencia tiene otro beneficio muy importante a la salud: devolver en gran medida el tono a los músculos del suelo pélvico y a su vez, disminuir la frecuencia de las fugas de orina involuntarias cuando se realiza algún esfuerzo.

Sin embargo, esto únicamente se logra con posiciones específicas que se enfocan en la región pélvica y que sólo pueden recomendarte los expertos en la disciplina.

También se concluye que al combinar yoga con otra actividad física se obtienen mejores resultados, además de cambiar a un estilo de vida saludable tanto física como emocionalmente, contrarrestando las consecuencias de los pensamientos negativos que se presentan cuando las personas sufren incontinencia urinaria y muchas otras enfermedades.

Aclaramos que no deben pasar por alto la opinión del médico respecto a si están en buenas condiciones para ejercitarse y si el yoga les dará mejoría dependiendo del tipo de incontinencia urinaria que padecen.  

Así que las mujeres que solían tener bastante actividad física y la han abandonado por los inesperados e inoportunos escapes de orina, pueden considerar subir el primer peldaño de su recuperación con clases de yoga.


Fuente disponible en:

https://consumer.healthday.com/espanol/fitness-information-14/yoga-health-news-294/el-yoga-podr-iacute-a-ser-la-medida-adecuada-contra-la-incontinencia-urinaria-734191.html

Comenta esta nota

Palabras clave: