fbpx
Infarto al corazón

Conoce todo lo que debes saber sobre el infarto

El infarto, o ataque cardíaco, se produce cuando se bloquea el flujo de sangre hacia el corazón. Por lo general, el bloqueo es un acumulamiento de grasa, colesterol y otras sustancias que forman una placa en las arterias que alimentan el corazón. La placa, en algún momento, se rompe y forma un coágulo. La interrupción del flujo sanguíneo puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

El ataque cardíaco, también llamado infarto de miocardio, puede resultar mortal, pero el tratamiento ha mejorado mucho con los años. Es de suma importancia llamar al 911 o a la ayuda médica de emergencia si crees que estás sufriendo un ataque cardíaco.

Síntomas

Los signos y síntomas de un ataque cardíaco incluyen:

  • Presión, opresión, dolor, o sensación de compresión o dolor en el pecho o en los brazos, que puede propagarse hacia el cuello, la mandíbula o la espalda
  • Náuseas, indigestión, ardor de estómago o dolor abdominal
  • Falta de aire
  • Sudor frío
  • Fatiga
  • Aturdimiento o mareos repentinos

Los síntomas de un ataque cardíaco varían

No todas las personas que tienen ataques cardíacos tienen los mismos síntomas o presentan la misma gravedad de síntomas. Algunas personas tienen un dolor leve; otras presentan un dolor más grave. Algunas personas no presentan síntomas; para otras, el primer signo puede ser un paro cardíaco repentino. Sin embargo, si tienes más signos y síntomas, mayor es la probabilidad de que tengas un paro cardíaco.

Algunos ataques cardíacos se producen de repente, pero muchas personas tienen signos y síntomas de advertencia horas, días o semanas antes. La advertencia más temprana puede ser dolor o presión (angina de pecho) en el pecho recurrente que es consecuencia del esfuerzo y se alivia con el descanso. La angina de pecho es el resultado de un descenso temporal del flujo sanguíneo hacia el corazón.

Causas

Los infartos ocurren cuando una o más arterias coronarias se bloquean. Con el tiempo, una arteria coronaria se puede estrechar a causa de la acumulación de distintas sustancias, que incluyen el colesterol. Esta enfermedad, que se conoce como enfermedad de las arterias coronarias, ocasiona la mayoría de los ataques cardíacos.

Durante un ataque cardíaco, una de estas placas se puede romper y derramar colesterol y otras sustancias hacia el torrente sanguíneo. Se forma un coágulo de sangre en el sitio de la ruptura. Si es lo suficientemente grande, el coágulo puede bloquear el flujo sanguíneo a través de la arteria coronaria y privar al músculo cardíaco de oxígeno y nutrientes (isquemia).

Otra causa del ataque cardíaco es un espasmo de la arteria coronaria que se cierra al paso del flujo sanguíneo en una parte del músculo cardíaco. El consumo de tabaco o drogas ilegales (como la cocaína) puede ocasionar un espasmo potencialmente mortal.

Para conocer más sobre esta y otras patologías, consulta nuestra página web.

Comenta esta nota

Palabras clave: