fbpx
CardiologíaEnfermedades Cardiovasculares

Infarto: Tratamientos más efectivos

Conoce los mejores tratamientos para el infarto

El infarto de miocardio se reconoce por la aparición brusca de los síntomas característicos: dolor intenso en el pecho, sensación de malestar general, mareo, náuseas y sudoración. El dolor puede extenderse al brazo izquierdo, a la mandíbula, al hombro, a la espalda o al cuello. Se debe acudir inmediatamente al médico si se tiene un dolor extraño en el pecho que dura 5 minutos o más.

Tratamientos en el hospital

Cada minuto que pasa después de sufrir un ataque cardíaco, el tejido cardíaco se deteriora o muere. Restablecer el flujo sanguíneo con rapidez ayuda a prevenir el daño cardíaco.

Medicamentos para el infarto

Entre los medicamentos que se administran para tratar un ataque cardíaco se incluyen los siguientes:

  • Aspirina: Es posible que el operador del 911 te indique que tomes aspirina o que el personal médico de urgencias te de aspirina de inmediato. La aspirina reduce los coágulos sanguíneos y, de este modo, ayuda a mantener el flujo sanguíneo en una arteria estrechada.
  • Trombolíticos: Estos medicamentos, también llamados “destructores de coágulos”, ayudan a disolver un coágulo de sangre que bloquea el flujo sanguíneo al corazón. Cuanto antes recibas el trombolítico después del ataque cardíaco, mayor será la posibilidad de sobrevivir, y sufrirás menos daño al corazón.
  • Agentes antiplaquetarios: Los médicos de la sala de emergencias pueden administrarte otros medicamentos, conocidos como “inhibidores de agregación plaquetaria”, que ayudan a prevenir nuevos coágulos y a evitar que se agranden los coágulos existentes.
  • Nitroglicerina: Este medicamento, que se utiliza para tratar el dolor en el pecho (angina), puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo al corazón al ensanchar (dilatar) los vasos sanguíneos.
  • Betabloqueadores: Estos medicamentos ayudan a relajar el músculo del corazón, desacelerar los latidos y reducir la presión arterial, lo que facilita el trabajo del corazón. Los betabloqueantes pueden limitar la cantidad de daño en el músculo cardíaco y evitar los ataques cardíacos en el futuro.
  • Estatinas: Estos medicamentos ayudan a controlar el nivel de colesterol en sangre.

Cirugía y otros procedimientos

Además de los medicamentos, puedes realizar uno de estos procedimientos para tratar tu ataque cardíaco:

  • Angioplastia coronaria y colocación de stents:  En este procedimiento, también conocido como intervención percutánea coronaria, los médicos insertan un catéter que pasa por una arteria de la ingle o la muñeca para llegar a una arteria obstruida del corazón.
  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria: En algunos casos, los médicos pueden realizar una cirugía de bypass de emergencia en el momento de un ataque cardíaco. La cirugía de bypass consiste en coser venas o arterias por encima de una arteria coronaria obstruida o estrechada, para permitir que la sangre circule hacia el corazón a la vez que elude la sección estrechada.

Para conocer más sobre esta y otras patologías, consulta nuestra página web.

Comenta esta nota

Palabras clave: