fbpx
Urología y Ginecología

Lo que toda mujer debe saber sobre miomas en la matriz

Información para mujeres sobre miomas uterinos

Los miomas en la matriz son tumores benignos y rara vez evolucionan a cáncer o a otras lesiones malignas.

A continuación resolveremos 5 dudas frecuentes sobre la enfermedad:

1.- Los miomas uterinos afectan al 70% de las mujeres que se encuentran en etapa reproductiva, principalmente entre los 25 y 35 años. Sin embargo, sólo el 25% de ellas presentará síntomas. El riesgo aumenta cuando alguna familiar los ha padecido.

2.- El tratamiento de los miomas uterinos depende de las molestias que estén ocasionando. Como el síntoma principal son sangrados abundantes durante o entre los periodos menstruales muy frecuentemente ocasionan síndrome anémico por lo que, en estos casos, sí es importante dar tratamiento; también lo es cuando ocasionan dolor pélvico, compresión a órganos cercanos, incontinencia urinaria o en casos muy complicados, por torsión de los miomas que tienen tallo o cuando comienzan a aumentar considerablemente en número y tamaño.

3.- Los miomas sí pueden afectar el embarazo, pero esto depende de la localización de los mismos. Algunos crecen fuera del útero (subserosos), y no afectan la fertilidad. Sin embargo, cuando crecen dentro del útero (submucosos) bloquean las trompas uterinas o dificultan la implantación del óvulo, lo que puede ocasionar abortos espontáneos.

Existe otro tipo de miomas llamados intramulares, son los más comunes y también afectan la fertilidad al bloquear el canal del parto o producir abortos y partos prematuros, ya que limitan el crecimiento del producto dentro del útero.

Un mioma se considera de riesgo cuando mide más de 5 cm.

4.- Las principales causas de miomas uterinos son la genética y la exposición a estrógenos y progesterona. Sin embargo, en los siguientes casos, existe una mayor predisposición de padecerlos: menstruación temprana, mujeres que nunca han gestado o con gestas tardías, uso de anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal, obesidad y sedentarismo.

5.- No todos los miomas requieren el mismo tratamiento. Si ya estás diagnosticada con miomas uterinos, tranquilízate, ya que la histerectomía (extirpación quirúrgica de la matriz) no es la única opción. El tratamiento depende de la localización, tamaño y número, así como de las complicaciones que ocasionen.

Comenta esta nota

Palabras clave: