fbpx
Cuidado de la SaludUrología y Ginecología

¿Por qué las infecciones de vías urinarias son más comunes en las mujeres?

IVU en mujeres

Son más frecuentes los casos de infección en vías urinarias (IVU) en mujeres que en hombres, pero ¿por qué sucede esto?

Entre los 20 y 50 años de vida, son 50% más frecuentes las infecciones en mujeres, pero posterior a los 50 años, la estadística cambia: los varones son más suceptibles por alguna infección de la próstata o colocación de catéteres y sondas.

Un 20% de las mujeres sufre IVU una vez en su vida, sin embargo el 3% presenta infecciones recurrentes, es decir, que padecen 3 o más episodios al año… ¿cuál es la causa?

A la zona entre ambas extremidades inferiores se le conoce como región perineal, y es reservorio de bacterias que provienen principalmente del intestino. En el caso de las mujeres, la uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior) tiene mayor proximidad al ano, o incluso los restos de materia fecal (por una inadecuada higiene) pueden entrar en contacto con la uretra.  Además, por cuestiones anatómicas, la uretra de las mujeres es más corta, lo que favorece el ascenso y colonización bacteriana de las vías urinarias inferiores.

Otras causas importantes son anticonceptivos como el diafragma o espermicidas, o incluso las relaciones sexuales, ya que generan contusiones en la uretra.

Los síntomas principales son: necesidad urgente y frecuente de orinar, y en algunos casos expulsando poca cantidad de orina; sensación de ardor al orinar; orina con olor penetrante y aspecto turbio, o incluso con hilos de sangre; así como dolor pélvico.

La buena noticia es que no todas las mujeres están condenadas a padecerlas, ya que existen algunas formas de prevención:

  • Beber de 2 a 3 litros de agua diariamente.
  • Evitar retener la orina en la vejiga por muchas horas.
  • Buena higiene (deslizar el papel de baño de adelante hacia atrás, para evitar el arrastre de bacterias del ano a la vagina).
  • Limpiar cuidadosamente el área genital después de relaciones sexuales.
  • Evitar el uso de diafragma y espermicidas.

Recuerda que las infecciones de vías urinarias pueden complicarse seriamente si las bacterias alcanzan el riñón, así que ante cualquier síntoma, acude con el médico.

Comenta esta nota

Palabras clave: