fbpx
Diabetes MellitusEndocrinología

La diabetes y su impacto en México

Nuestro país es increíblemente hermoso y diverso, tiene en un mismo territorio cientos de culturas, tradiciones y celebraciones. Sin embargo, son algunas de estas maravillosas tradiciones como nuestra deliciosa comida, nuestros múltiples festejos y nuestra costumbre de reunirnos con la familia para hacer grandes banquetes (a lo que se suma una constante globalización que nos empuja a consumir una gran cantidad de refrescos, comida chatarra y golosinas), las que nos hacen un perfecto blanco para enfermedades del metabolismo como la diabetes.

 

  • En nuestro país 7 de cada 10 mexicanos padecen sobrepeso y casi una tercera parte obesidad.
  • Hemos sido coronados campeones a nivel mundial tanto en obesidad infantil como general y parece ser que las cifras de mexicanos obesos continúan incrementándose.
  • Con más gente obesa también hay más gente diabética y con más gente diabética hay cada día más muertes y complicaciones ocasionadas por la diabetes.

En los últimos años casi se ha duplicado el número de diabéticos en nuestro país. Mientras en el año 1990 se estimaba que por cada 100 mexicanos había 6 diabéticos, en el año 2016 la cifra ha subido prácticamente a 10, lo que significa que en la actualidad por cada 10 mexicanos aproximadamente 1 es diabético.

 

Imagen 1

 

La diabetes tiene grandes implicaciones económicas y sociales para los individuos, sus familias y los sistemas de salud que los atienden. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), el costo promedio de la diabetes en México es de aproximadamente 707 dólares por persona al año (casi 13,000 mil pesos), lo que multiplicado por el total de diabéticos suma unos 3 mil 872 millones de dólares (lo que equivale a casi 70 mil millones de pesos, que es aproximadamente el presupuesto que tiene la Ciudad de México para todos sus programas sociales). Además, la diabetes es la enfermedad que causa la mayor pérdida de años saludables en nuestro país, ocasionando que los afectados en muchas ocasiones dejen de trabajar o incluso mueran de forma prematura. Esto tiene grandes consecuencias para las familias de los individuos, quienes no sólo dejan de recibir los ingresos que estos pacientes aportaban al hogar, sino que tienen grandes gastos producidos a causa de la enfermedad.

Los sujetos que tienen más suerte y cuentan con algún tipo de seguridad social, al menos reciben los costosos medicamentos necesarios para su tratamiento los cuales, sin embargo, escasean en muchas clínicas y centros de salud. Los menos afortunados, que no cuentan con ningún tipo de seguridad social, recurren a opciones económicas que la mayor parte de las veces no les dan un control metabólico adecuado, lo que a la larga produce complicaciones oculares, renales y funcionales (como el pie diabético), lo cual empeora la situación de los afectados.

Como se puede observar en este panorama general, la diabetes tiene enormes implicaciones para el país y sus ciudadanos.

Es vital emprender acciones que contengan y controlen el problema por el bien de todos los afectados, sus familias y la ciudadanía en general, que padecen las graves consecuencias de esta enfermedad.

Comenta esta nota

Palabras clave: