Arritmia del corazónCardiología

La vida después de un marcapasos

El marcapasos es un dispositivo electrónico que ayudará al corazón a recuperar su ritmo regular, es decir, su ritmo cardiaco. Generalmente, el marcapasos se coloca porque el corazón palpita muy lento (bradicardia). El marcapasos monitorea los latidos del corazón y en cuanto detecta que está latiendo muy lento manda un impulso eléctrico indoloro que aumenta el ritmo cardíaco.

Hoy por hoy, el marcapasos es muy pequeño y ligero. Se implanta en la zona del pecho, debajo de la piel y contiene un cable que se conecta al corazón a través de una vena. Se usa anestesia local o anestesia general. El procedimiento es tan rápido que el alta del hospital se autorizará en un máximo de un día.

Dado que el procedimiento es muy sencillo, usted podrá regresar a sus actividades normales en muy corto tiempo; sin embargo, es importante que no cargue cosas pesadas durante un par de semanas como mínimo. Igualmente, debe tener precaución con el brazo del lado donde se colocó el marcapasos, debe evitar movimiento excesivo y no levantarlo por arriba del hombro. Por lo regular, el marcapasos es colocado del lado izquierdo.

La herida aunque pequeña, debe mantenerse limpia y seca.

Una de las recomendaciones más importantes después de un implante de marcapasos es que usted siempre tenga consigo la información acerca de su médico y de su marcapasos. Puede ser en una tarjeta o en un brazalete para que en caso de alguna emergencia, el personal que lo atienda tenga noción de que usted tiene un marcapasos.

El médico especialista le indicará el tiempo de revisiones de su marcapasos. Usualmente, en un inicio lo revisará a los tres meses para revisar que esté funcionando correctamente y que no han aparecido síntomas como palpitaciones, con el fin de ajustar el marcapasos en caso de ser necesario. Posteriormente, las revisiones se llevarán a cabo dos veces al año. El tiempo de vida promedio de un marcapasos es de diez años.

En muy poco tiempo, generalmente un par de meses, usted estará haciendo su vida normal, trabajará, hará ejercicio moderado, podrá viajar, etc.

No obstante, es fundamental que siga evite los llamados riesgos de interferencia; por ejemplo, el contacto prolongado con los detectores de metal puede causar interferencia al marcapasos. Es importante que usted traiga consigo su tarjeta o brazalete para procurar, en caso de ser permitido, evitar el detector y lo revisen manualmente.

El uso de aparatos electrónicos en el hogar no representa ningún riesgo para su marcapasos, pero es importante que procure no colocar su celular en el bolsillo que se encuentra en el mismo lado que su marcapasos.

Si se va a realizar algún estudio médico notifique a los médicos que tiene un marcapasos, ya que algunos equipos médicos pueden interferir en la transmisión. Esto aplica con algún equipo odontológico, por lo que debe informar a su dentista de la existencia de su marcapasos.

La maquinaria con grandes motores, como taladradoras, sierras de mesa o podadoras de césped, pueden interferir también con el ritmo del marcapasos.

Estas son sólo algunas sugerencias que deberá seguir. Desde luego, no sustituyen las que le dé su especialista, ya que el médico es quien le indicará todas las precauciones y recomendaciones a seguir, después de implantar el marcapasos.

 

 

 

FUENTES Y REFERENCIAS CONSULTADAS:
Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P. Braunwalds Heart Disease: A textbook of cardiovascular medicine. Elsevier. Ninth Edition, Vol. 1
Martínez Ferrer J, et al. Guía del paciente portador de marcapasos.Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios 2015.

Comenta esta nota

Palabras clave: