Prolapso (salud de la mujer)Urología y Ginecología

Miomas uterinos y sus nuevos tratamientos.

By agosto 23, 2017 No Comments

En la última década la embolización de arterias uterinas se ha convertido en uno de los tratamientos de mínima invasión de elección para el manejo de miomas sintomáticos.

Los miomas uterinos son la neoplasia benigna más común del tracto genital femenino y se presentan en poco más del 50% de las mujeres de 40 años o más. Se estima que al menos el 50% de estas mujeres padecerá síntomas secundarios a los miomas. Los miomas se derivan de una sola célula de músculo liso y posteriormente se desarrolla tejido conectivo (de sostén) y una pseudocápsula (sin cubierta epitelial); existe aún mucha controversia acerca de la causa del crecimiento inicial de los miomas, se han planteado varias hipótesis desde factores genéticos, problemas de expresión de la matriz extracelular o factores de crecimiento.

Existen varios factores de riesgo como los siguientes: uso de estrógenos, obesidad, consumo de carnes rojas, una historia familiar de miomas, ligadura de tubas uterinas, antecedentes de enfermedad pélvica inflamatoria, expulsión del dispositivo intrauterino (DIU), hipertensión o diabetes. Se han hecho varios estudios sobre el tratamiento de los miomas, aunque la histerectomía (cirugía donde se quita el útero) sigue siendo la opción más realizada, tiene varios riesgos que con otras terapias se podrían evitar, entre estas: farmacoterapia, embolización de las arterias uterinas, ultrasonido focalizado y ablación por radiofrecuencia.

La terapia más utilizada después del control con fármacos (baja efectividad) es la embolización de arterias uterinas (UAE), por la baja tasa de complicaciones y efectividad del procedimiento. La forma en que se realiza el procedimiento es:

  • Recibirás un sedante. Este es un medicamento que la relajará y te dará sueño.
  • Se aplica un analgésico local (anestésico) en la piel alrededor de la ingle. Esto insensibilizará la zona de manera que no se sienta dolor.
  • El radiólogo hará un pequeño corte (incisión) en la piel. Se introducirá una sonda delgada (catéter) en la arteria femoral. Esta arteria está en la parte superior de la pierna.
  • Luego, el radiólogo pasará el catéter hasta la arteria uterina. Esta arteria le suministra la sangre al útero.
  • Se inyectarán pequeñas partículas de plástico o de gelatina a través del catéter hacia los vasos sanguíneos que les suministran sangre a los miomas. Estas partículas bloquearán el riego sanguíneo a las diminutas arterias que llevan sangre a los miomas. Sin este riego sanguíneo, los miomas se encogen y mueren.
  • La UAE se hace tanto en las arterias uterinas izquierdas como las derechas, a través de la misma incisión. De ser necesario, se puede tratar más de 1 mioma.

Las indicaciones para este tipo de terapia incluyen pacientes que tienen síntomas como menorragia, anemia o síntomas de compresión por el tamaño del mioma. Por otro lado, las contraindicaciones absolutas incluyen la enfermedad pélvica inflamatoria, cáncer o embarazo.

De acuerdo a lo publicado por el American Journal of Obstetrics & Gynecology en su estudio EMMY para la evaluación de la seguridad y eficacia de la embolización de las arterias uterinas (UAE) en una comparación aleatorizada con la histerectomía; estudiaron el resultado de la calidad de vida de las pacientes a 5 años, con los siguientes resultados: las pacientes que estaban muy satisfechas con su tratamiento fueron 85.3% UAE vs. 88.6% de la histerectomía. En ambos grupos más del 70% recomendaría a una amiga su procedimiento, sin embargo, si se les diera a escoger el procedimiento el 70% escogería uno menos invasivo como es la UAE sobre la cirugía mayor que es la histerectomía. Los principales síntomas de los que se quejaron las pacientes fueron: moretones en el sitio de punción y dolor tipo cólico en los siguientes 5 a 7 días.

Para cualquier duda o si buscas más información, con gusto podemos ayudarte.

 

Comenta esta nota

Palabras clave: