diabetes

La diabetes ocupa un lugar importante en la lista de enfermedades que afectan a la población mexicana, siendo también en nuestro país la causa número uno de discapacidades visuales, enfermedad renal crónica y amputaciones del pie.

Por esto mismo, es un tema muy importante para nosotros los médicos y como encargados de educar sobre salud dedicamos esta nota a los mitos y realidades que giran en torno a esta enfermedad…

 1.- “La diabetes no es una enfermedad grave”

Todo lo contrario. La diabetes es una enfermedad que puede complicarse tanto hasta llegar a un desenlace fatal. Si tú o algún familiar cercano ha sido diagnosticado con esta enfermedad, te recomendamos seguir al pie de la letra las indicaciones y tratamiento del médico.

2.- “Las personas que tienen sobrepeso u obesidad, sin excepción, van a padecer diabetes”

Mito. La obesidad es un factor para padecerla, más no una causa directa. Tener familiares con diabetes (padres, hermanos, tíos, abuelos) incrementa el riesgo, al igual que una dieta rica en carbohidratos y grasas, enfermedades que alteran el metabolismo de glucosa, lesiones en el páncreas, entre otras.

3.- “Comer muchos dulces y pasteles ocasiona diabetes”

Parcialmente cierto. Esto tampoco es una causa directa, pero incrementa el riesgo. Como comentamos antes, la aparición de la enfermedad también depende de otros factores.

4.- “Los diabéticos necesitan una dieta especial”

 Parcialmente cierto. Las personas que padecen diabetes deben seguir una dieta balanceada, en donde sí pueden consumir carbohidratos, pero en menor proporción que las personas que no padecen la enfermedad. Es importante mencionar que la dieta tiene que ajustarse de acuerdo a los niveles de glucosa en sangre del diabético, por lo que debe revisarlos con frecuencia.

En realidad, el tipo de dieta que se les recomienda es muy similar a la que todos deberíamos llevar en condiciones normales.

5.- “Las personas con diabetes no pueden comer dulces o chocolates”

Parcialmente cierto. Sí pueden comerlos, pero en menor proporción y sólo si tienen controlados sus niveles de glucosa en sangre, de lo contrario, no se recomienda.

6.- “La diabetes es contagiosa”

Mito. Esta es una enfermedad ocasionada por diversas alteraciones en la producción de insulina en el páncreas o por alteraciones en el metabolismo de la glucosa, más NO es provocada por virus o bacterias, por lo que no se transmite por algún tipo de contacto con quien la padece.

7.- “Si el médico te receta insulina es sinónimo de gravedad”

Mito. No todos los organismos son iguales, así que el desarrollo de las enfermedades tampoco lo será. Hay quienes necesitan la insulina porque su cuerpo no logra el mismo control de glucosa libre en sangre con las pastillas, pero dista mucho de ser más grave.

8.- “Los diabéticos pueden comer cualquier tipo y cantidad de fruta”

Mito. Algunas frutas como el plátano, mango y mamey tienen alta cantidad de azúcar por lo que las personas con diabetes deben limitar el consumo. Recordemos que todo en exceso puede ser perjudicial, así que lo mejor es racionar la ingesta de los diferentes grupos de alimentos.

La diabetes mellitus tipo 2 es prevenible. Quien la padece puede vivir con ella y jamás sufrir complicaciones si está al pendiente de sus medicamentos, mantiene una dieta equilibrada y visita regularmente a su médico.

La diabetes no siempre se desarrolla ni tampoco termina en tragedia, depende mucho de qué tanto te preocupes por tu salud.

 

Así que… ¡cuidemos nuestro cuerpo!

Comenta esta nota

Palabras clave: