fbpx
Piedras renalesUrología y Ginecología

Piedras en los riñones: Todo lo que debes saber

Las piedras en los riñones son más comunes de lo que piensas, aquí te explicamos por qué

Las piedras en los riñones son depósitos duros de minerales y sales que se forman dentro de estos órganos

Este padecimiento tiene muchas causas, y puede afectar cualquier parte de las vías urinarias, desde los riñones hasta la vejiga. En general, se forman cuando la orina se concentra, lo que permite que los minerales se cristalicen y se unan.

Expulsar las piedras puede ser bastante doloroso, pero, en general, no producen daños permanentes si se les identifica de forma oportuna. Según sea el caso, es posible que solo tengas que tomar analgésicos y mucha agua para expulsar una piedra.

En otros casos, por ejemplo, si las piedras se alojan en las vías urinarias, están relacionadas con una infección urinaria o causan complicaciones, es posible que se necesite una cirugía.

Síntomas de piedras en los riñones

Una piedra en el riñón puede no causar síntomas hasta que comienza a desplazarse por él o hasta que pasa por el uréter, el tubo que conecta el riñón y la vejiga. Estos son sus síntomas:

  • Dolor intenso a los lados y en la parte posterior, debajo de las costillas
  • Orina de color rosa, rojo o marrón
  • Dolor que se extiende hacia la parte inferior del abdomen y hacia la ingle
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor al orinar
  • Orina turbia o con olor desagradable
  • Náuseas y vómitos
  • Necesidad constante de orinar
  • Micciones más frecuentes de lo usual
  • Fiebre y escalofríos si existe una infección
  • Micciones en pequeñas cantidades

El dolor causado por las piedras en los riñones puede trasladarse a una ubicación diferente, o su intensidad puede aumentar a medida que se desplaza a través de las vías urinarias.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer piedras en los riñones son:

  • Antecedentes familiares o personales: Si alguien de tu familia tuvo piedras, tienes más probabilidad de padecer la enfermedad. Además, si alguna vez tuviste uno o más cálculos renales, corres un mayor riesgo de tener otro.
  • Deshidratación: No beber suficiente agua todos los días puede aumentar el riesgo de tener piedras.
  • Ciertas dietas: Llevar una dieta rica en proteínas, sal y azúcar puede aumentar el riesgo de tener algunos tipos de piedras. Esto es sobre todo cierto con una dieta rica en sodio.
  • Ser obeso: Un índice de masa corporal alto, un perímetro de la cintura ancho y el aumento de peso se pueden asociar con un incremento del riesgo de tener piedras.
  • Otras enfermedades: Las enfermedades y los trastornos que pueden aumentar el riesgo de tener piedras en los riñones comprenden la acidosis tubular renal, la cistinuria, el hiperparatiroidismo, ciertos medicamentos y algunas infecciones de las vías urinarias.

Para saber más sobre estas y otras enfermedades,  haz clic aquí

Comenta esta nota

Palabras clave: