Cuidado de la Salud

¿Qué es la hipotermia?

hipotermia

La hipotermia es un estado que se produce por la pérdida rápida de gran cantidad de calor corporal, lo que afecta seriamente las funciones normales.

La temperatura corporal normal es de 36.5ºC a 37ºC, y la hipotermia se produce cuando desciende a 35ºC o menos.

La causa más frecuente es la exposición al clima frío, nieve o la inmersión al agua fría, pero también puede presentarse por llevar prendas mojadas en un ambiente muy frío, y permanecer o vivir en un lugar expuesto a nevadas, grandes corrientes de aire o con exceso de aire acondicionado.

El síntoma característico son los escalofríos (mecanismo de defensa del cuerpo contra la pérdida de temperatura), lo cuales se deben a movimientos y contracciones musculares involuntarias que generan calor. Pero si la exposición al frío continúa, aparecen otros síntomas como balbuceo, respiración rápida, lenta y poco profunda, disminución del pulso, y en casos graves, falta de coordinación, confusión mental, somnolencia y finalmente pérdida de conocimiento, lo cual deriva en muerte por afectación grave del corazón, sistema respiratorio y nervioso.

Si bien, en etapas tempranas, la hipotermia es reversible, pero también puede ocasionar serias complicaciones como congelación en algunas zonas del cuerpo, que en casos avanzados produce muerte del tejido. Esto sucede porque el frío ocasiona que los vasos sanguíneos de las partes más distales del cuerpo (como los dedos de las manos y pies) se constriñan para mantener el flujo en los órganos vitales.

Afortunadamente, la hipotermia puede prevenirse de la siguiente manera:

  • Abrigar muy bien todo el cuerpo para evitar la pérdida de calor, por lo que se recomienda uso de sombrero, bufandas, guantes, así como prendas especiales para el frío.
  • Evitar realizar actividad física en clima frío, ya que esto favorece la pérdda de calor corporal.
  • Si estás en un lugar extremadamente frío, utiliza varias capas de ropa, la cual debe ser holgada y ligera y especial para el clima.
  • Manténte seco y evita la ropa humeda, principalmente en los pies y las manos.

Durante el invierno o en lugar con clima extremo, ¡protégete!

Comenta esta nota

Palabras clave: