Uncategorized

¿Qué podemos considerar como dolor crónico?

Todos en alguna parte de nuestra vida hemos experimentado sensaciones desagradables con desencadenantes variados. A esta sensación la conocemos como dolor.

Pero ¿cuándo podemos decir que esa sensación es crónica?  Cuando su periodo de duración es mayor a las 4 semanas posterior a que la lesión que lo provocó fue atendida, o mayor a un periodo de tres meses cuando no se conoce las causas específicas del dolor.

Esta enfermedad afecta a un porcentaje importante de la población mexicana, y al no encontrar una solución a su problema, consideran que aprender a vivir con dolor es lo más eficiente. Pero no lo es, una vida con dolor constante no es vida.

A pesar de contar con alternativas farmacológicas de gran funcionalidad, no todos los tipos de dolor cederán ante los fármacos y en la gran mayoría de los casos solo se comenzará a crear un efecto de tolerancia.

La tolerancia a un fármaco traerá como consecuencia el aumento indiscriminado de las dosis de parte del paciente para tratar de erradicar la sensación de dolor; lo cuál solo provocará mayores efectos secundarios en los pacientes derivados del uso indiscriminado de los analgésicos y antinflamatorios.

Existen alternativas que han demostrado ser de mucha ayuda en estos casos, principalmente las diversas terapias de rehabilitación, que, su principal objetivo es disminuir el dolor en los pacientes sin necesidad de tratamientos farmacológicos, así como enseñarles cambios que pueden realizar en su estilo de vida para una mejoría parcial y en algunos totales de su dolor, regresando al paciente a tener una calidad de vida adecuada y volverlo de nuevo funcional en sus actividades diarias.

Recuerda que ningún tipo de dolor es normal ni debe de ser incapacitante, acércate a tu médico para conocer las opciones que se puedan ofrecer en cada caso particular.

¡Cuida tu salud!

Comenta esta nota

Palabras clave: