Dentro de las enfermedades cerebrales que afectan a la población mexicana, encontramos un alto número de casos referentes a los infartos cerebrales. Ese término es usado de manera indiscriminada, ya que al decir “infarto” nos estamos refiriendo a un tipo de evento vascular cerebral en particular. Para entenderlo de mejor manera, explicaremos las definiciones de as enfermedades cerebrales más comunes, con énfasis en el infarto.

La Enfermedad Vascular Cerebral es una alteración neurológica, se caracteriza por su aparición brusca, generalmente sin aviso, con síntomas de 24 horas o más, causando secuelas y muerte.

Por su parte un Evento Vascular Cerebral, puede ocurrir cuando una arteria se obstruye produciendo interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral o bien, ser el resultado de la ruptura de un vaso, dando lugar a un derrame.

Lo antes dicho nos lleva a clasificar a los eventos vasculares en hemorrágicos y tromboembólicos.

El primero es provocado por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro provocando sangrados abundantes.

En el segundo, es provocado por un coágulo formado dentro de las arterias cerebrales o en su defecto un trombo formado en otra parte del cuerpo, que viaja y obstruye las arterias cerebrales. Lo que deriva en la falta de irrigación y oxigenación cerebral. Esta es la enfermedad que se conoce como infarto.

Los signos de alarma más comunes dentro del infarto cerebral son los siguientes:

Signos de Alarma

  1. Entumecimiento, debilidad o parálisis de la cara, el brazo o la pierna, en uno o ambos lados del cuerpo y que aparece en forma repentina.
  2. Ocurrencia súbita de visión borrosa o reducción de la visión en uno o ambos ojos.
  3. Aparición brusca de mareos, pérdida del equilibrio o caídas sin explicaciones.
  4. Incapacidad repentina para comunicarse ya sea por dificultad para hablar o entender.
  5. Aparición súbita de dolor de cabeza, de gran intensidad y sin causa conocida (este signo de alarma es principalmente del evento hemorrágico).

Recuerda que los eventos vasculares cerebrales, constituyen una emergencia para la persona que no padezca y su inmediato diagnostico y tratamiento son vitales para disminuir la posibilidad de secuelas graves y en algunos casos, salvar la vida del paciente.

¡Cuida tu salud!

Comenta esta nota

Palabras clave: