Arritmia del corazónCardiología

Ritmo Cardiaco (Arritmias)

0022

El corazón bombea casi 5 litros de sangre por el  todo el organismo cada minuto. El corazón late entre 60 y 80 veces por minuto, incluso cuando está en reposo. Los latidos son provocados por impulsos eléctricos que se originan en el marcapasos natural del corazón, el nódulo sinusal o sinoauricular (nódulo SA). A cualquier irregularidad en el ritmo de estos laditos se le denomina arritmia. Cualquier persona puede sentir latidos irregulares o palpitaciones por alguna situación particular, pero son leves, infrecuentes e inofensivas. Sin embargo las arritmias recurrentes requieren atención médica.

 

 

Tipos de arritmias

Las arritmias pueden dividirse en dos categorías de acuerdo a su posición: las que se producen en los ventrículos (denominadas ventriculares) y las que se producen en las aurículas (llamadas supraventriculares).

Las arritmias también se clasifican debido a la velocidad de los latidos:

  • Bradicardia: Es una frecuencia cardíaca muy baja de menos de 60 latidos por minuto. Se produce cuando hay un error en el impulso eléctrico que estimula la contracción del corazón; que puede provocarse por un daño en el sistema nervioso central o por daño en el nódulo SA. La bradicardia ocurre principalmente en personas mayores pero incluso puede afectar a niños pequeños. La bradicardia puede presentarse por una enfermedad cardiovascular, por envejecimiento o por algún defecto congénito. De igual manera ciertos medicamentos pueden provocar bradicardias como aquellos que se administran para controlar la presión alta.
  • Taquicardia: La taquicardia es una frecuencia cardíaca muy elevada de incluso más de 100 latidos por minuto. Se puede originar en los ventrículos denominándose taquicardia ventricular o en las aurículas denominándose taquicardia supraventricular.
  • Fibrilación: Existe un tipo de arritmia más grave que se llama fibrilación; en ésta se producen latidos rápidos y no coordinados.

Causas de arritmias

Como se mencionó anteriormente pueden ser un defecto congénito, es decir desde el momento de nacer ya se tiene este problema. Algunas enfermedades cardiovasculares como la presión arterial alta pueden causar arritmias. De igual manera algunos factores externos pueden contribuir de manera importante a este padecimiento como es el estrés, el tabaco, la cafeína, el alcohol y algunos medicamentos para la gripe y la tos pueden afectar al ritmo natural de los latidos del corazón.
Síntomas

Algunas arritmias no producen síntomas de advertencia. Las palpitaciones no siempre indican que la persona padece una arritmia.

  • Síntomas de bradicardia: existe una sensación de cansancio, mareo, debilidad e incluso falta de aliento.
  • Síntomas de taquicardia: Latidos irregulares acelerados en el pecho y/o pulso fuerte en el cuello, malestar en el pecho, sudoración, mareo debilidad y falta de aliento.

Diagnóstico

Existen diferentes herramientas para diagnosticar una arritmia.

  • El electrocardiograma (ECG) en donde se observan los impulsos eléctricos que produce el corazón.
  • El estudio Holter que observa la frecuencia y el ritmo cardíaco durante un período de 24 horas (o más).
  • El monitoreo transtelefónico que registra frecuencia con un espacio mayor  de 24 horas. Es un pequeño dispositivo que puede utilizarse como un reloj de pulsera.
  • Los estudios electrofisiológicos (EEF) realizados en un laboratorio de cateterización cardíaca.
  • El examen de camilla reclinable que evalúa el ritmo cardíaco en caso de desmayo. No se utiliza ningún catéter, simplemente el movimiento de la camilla es el que induce el desmayo.
  • La angiografía coronaria realizada en la sala de cateterización cardíaca. Se inyecta en el torrente circulatorio un medio de contraste que permite observar en rayos X el funcionamiento del corazón y del flujo de la sangre.
  • El Holter implantable que perdura durante dos años.

Tratamiento

En ciertos casos, no se necesita tratamiento alguno y las personas que sufren de arritmia llevan una vida normal y activa. Los cambios en el estilo de vida, como por ejemplo evitar la cafeína o el alcohol, son suficientes para eliminar la arritmia.

En los casos donde se requiere tratamiento, de inicio son utilizados los medicamentos antiarrítmicos, como los cardiotónicos, los beta bloqueadores y los bloqueadores de calcio. Otros tratamientos incluyen las intervenciones transcatéter, los dispositivos implantables y en casos extremos la cirugía.

La taquicardia y la fibrilación ventricular pueden tratarse mediante la implantación de un desfibrilador que es un dispositivo que administra impulsos eléctricos ayudando a restablecer el ritmo normal del corazón.

En algunos casos de bradicardia, se puede utilizar un marcapasos  electrónico que ayudará a suministrar energía eléctrica al corazón.

Existe otro procedimiento llamado ablación por radiofrecuencia en el que se utiliza un catéter y un dispositivo que permite observar las vías de conducción eléctrica.

Una vez identificada la falla eléctrica se pueden destruir o ablacionar mediante ondas electromagnéticas las vías de conducción que provocan la arritmia.

Cuando alguno de los tratamientos anteriores no funciona podría ser necesaria una cirugía en la cual se destruye la zona que origina la arritmia. En esta cirugía se ubican las células que provocan los latidos irregulares y se destruyen con ablación o crioablación mediante sondas frías.

En casos extremos se requiere de una resección ventricular en la cual se extirpa la zona del músculo cardíaco donde se produce la arritmia.

 

FUENTES Y REFERENCIAS CONSULTADAS:
¿Qué son las arritmias?. Secretaría de Salud. http://www.gob.mx/salud/articulos/que-son-las-arritmias
Wesley k. Arritmias. Huszar Interpretación y tratamiento. Elsevier 2013. Cuarta Edición. www.medlibros.com
Iturralde P. Arritmias Cardiacas. McGraw Hill 1997.
Peret Riera J. Peret Martínez JJ. Esquemas clínico visuales en cardiología. Ediciones Doyma, S.A. 1988. Capitulo 11
Fajuri A. Manual de Arritmias, 2009
Arritmias ventriculares. Revista Argentina de cardiología 2003; 71(2).
Arritmias supraventriculares. Revista Argentina de cardiología 2003; 71(2).
Taquiarritmias de QRS ancho. Libros virtuales IntraMed. www.intramed.net
Taquiarritmias de QRS angosto. Libros virtuales IntraMed. www.intramed.net

Comenta esta nota

Palabras clave: