fbpx
DISFUNCIÓN ERÉCTILUrología y Ginecología

Sildenafil: Cuándo no debe usarse para tratar la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es una condición que afecta a muchísimos hombres, entre ellos algunos que no pueden tomar sildenafil o la conocida píldora azul, para tratar su condición

El medicamento, sildenafil, puede ayudar a los hombres con disfunción eréctil a mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria.

Pero como cualquier otra medicación, su uso puede tener efectos secundarios. ¿Qué deberían tener en cuenta los hombres antes de comprar y probar estas píldoras?

¿Cómo funciona?

El Sildenafil, aumenta el flujo sanguíneo hacia el pene para ayudar al hombre a tener una erección.

En los hombres con disfunción eréctil el medicamento tarda entre 30 y 60 minutos en ayudar a la erección.

Pero  solo tomar sildenafil no causa una erección: debe haber una excitación sexual para que el medicamento funcione bien. Por otro lado la erección debería desaparecer una vez finalizada la relación sexual.

¿Quién puede usar sildenafil y quién no?

El sildenafil es solo para los hombres mayores de 18 años que tienen impotencia, es decir, una incapacidad para tener una erección o para mantenerla.

Los efectos secundarios más comunes son dolores de cabeza, náusea, sofocos y mareos, pero muchos hombres no perciben ningún efecto adverso.

Como regla general, los hombres que se quedan sin aliento o tienen dolor en el pecho al hacer ejercicio ligero, como subir dos tramos de escaleras, no deberían usar esta medicina.

No se recomienda tomar sildenafil en estos casos:

  • Si tienes problemas graves de corazón o de hígado
  • Si hace poco sufriste un derrame
  • Si tienes la presión sanguínea baja
  • Si sigues un tratamiento con nitratos
  • Si tienes una enfermedad genética hereditaria en los ojos llamada retinitis pigmentosa

Debes consultar con un médico antes de tomar sildenafil si se sigue otro tratamiento o se padece otra enfermedad, como úlceras de estómago, hemofilia, leucemia o anemia de células falciformes.

3. ¿Puede ser peligroso? ¿Qué pasa si la dosis es demasiado fuerte?

Tomar sildenafil puede ser peligroso si también sigues un tratamiento con medicamentos llamados nitratos, normalmente recetados para la angina de pecho, ya que la combinación de ambos puede causar una peligrosa bajada de la presión sanguínea.

Sildenafil tampoco combina bien con riociguat, un medicamento para la hipertensión pulmonar, ni con drogas de uso recreativo que tienen nitrito de amilo, como los llamados «poppers«.

Se recomienda dejar de tomar Sildenafil y consultar con un médico cuando:

  • Si sientes dolor en el pecho
  • Si experimentas erecciones prolongadas (de más de cuatro horas) y a veces dolorosas
  • Si sufres una repentina pérdida de visión total o parcial
  • Si notas una grave reacción en la piel, que puede ir acompañada de fiebre, descamación cutánea, hinchazón y ampollas
  • Si sufres convulsiones
  • Si sufres una reacción alérgica grave

¿Existen tratamientos alternativos al Sildenafil?

Hay otros tratamientos que se recomiendan cuando no se puede tratar la disfunción eréctil con Sildenafil:

Dispositivo de erección por vacío: es un tubo hueco con una bomba manual o a pilas. Se coloca el tubo sobre el pene, y luego la bomba se utiliza para aspirar el aire que está dentro del tubo hacia afuera. Esto genera un vacío que hace que la sangre llegue al pene. Una vez que se tenga una erección, se desliza un anillo de tensión alrededor de la base del pene para retener la sangre y mantenerlo firme. Luego se retira el dispositivo de vacío. La erección suele durar lo suficiente como para que una pareja tenga relaciones sexuales.

Implantes peneanos: Este tratamiento consiste en colocar quirúrgicamente dispositivos a ambos lados del pene. Estos implantes constan de dos cilindros inflables o maleables. Los dispositivos inflables permiten controlar el momento y la duración de una erección. Las barras maleables mantienen el pene firme, pero flexible. Los implantes tienen un alto grado de satisfacción entre los hombres que han intentado terapias más moderadas y han fracasado. Al igual que cualquier cirugía, conlleva un riesgo de complicaciones, como infecciones.

Para saber más sobre estas y otras enfermedades,  haz clic aquí.

Comenta esta nota

Palabras clave: