Uncategorized

¿Padeces diabetes y sientes los pies “dormidos”?

Síntomas de pie diabético

Como hemos comentado en muchas publicaciones de nuestras redes sociales, el páncreas es un órgano muy importante, ya que la disminución o falta de producción de una de sus hormonas, la insulina, trae serias consecuencias a la salud.

Una de ellas es la afectación de los vasos sanguíneos, principalmente aquellos que son muy frágiles, como los de la retina y de los riñones, así como los de las partes más distales del cuerpo: los pies.

¿Qué es el pie diabético?

Las arterias son elásticas para soportar la presión con la que el corazón envía la sangre. Los niveles de glucosa muy elevados  y que se mantienen por tiempo prolongado, ocasionan que las arterias de los pies pierdan su elasticidad y se endurezcan, disminuyendo poco a poco el flujo sanguíneo a través de ellas, lo que puede tener un desenlace grave.

Afortunadamente,  el pie diabético “alerta” con algunas manifestaciones, las cuales son sensación de cosquilleos (calambres), pesadez, adormecimiento, inflamación, y cambios de coloración en la piel.

En el pie diabético también los nervios se ven afectados, por lo que la sensibilidad de los pies se altera. Los síntomas principales son adormecimiento, falta de percepción a la temperatura y el dolor. Además, la sensibilidad altera ocasiona que ya no se mida la fuerza necesaria para dar el paso, lo que genera deformaciones en la zona, por lesiones musculares o incluso fracturas.

Esta lesión en los nervios y arterias derivan a infecciones graves y muerte de los tejidos del pie.

El pie diabético puede prevenirse con una alimentación adecuada, así como un buen control de la glucosa.

Si eres diabético y padeces algunos de los síntomas aquí descritos, te recomendamos acudir pronto con el médico: aun estás a tiempo de salvar tus extremidades.

Comenta esta nota

Palabras clave: