fbpx

El tabaco es una planta. Sus hojas se fuman, se mastican o se aspiran para experimentar una variedad de efectos.

Conocer los riesgos serios para la salud por el uso del tabaco puede ayudar a motivarlo a dejar el hábito. Usar el tabaco durante un período tiempo puede incrementar el riesgo de muchos problemas de salud.

Problemas cardiovasculares:

  • Coágulos sanguíneos y debilitamiento de las paredes de los vasos sanguíneos en el cerebro, lo que puede llevar a tener un accidente cerebrovascular
  • Coágulos sanguíneos en las piernas, que pueden viajar a los pulmones
  • Arteriopatía coronaria, que incluye angina y ataques cardíacos
  • Hipertensión arterial temporal después de fumar
  • Riego sanguíneo deficiente a las piernas
  • Problemas con las erecciones debido a la disminución del flujo sanguíneo al pene

Otros problemas o riesgos para la salud:

  • Cáncer (más probable en el pulmón, la boca, la laringe, la nariz y los senos paranasales, la garganta, el esófago, el estómago, la vejiga, el riñón, el páncreas, el cuello uterino, el colon y el recto)
  • Cicatrización deficiente de una herida después de una cirugía
  • Problemas pulmonares como EPOC o asma difícil de controlar
  • Problemas durante el embarazo, como bebés nacidos con bajo peso, parto prematuro , aborto espontáneo y labio leporino
  • Disminución de la capacidad para saborear y oler
  • Daño a los espermatozoides, lo cual causa esterilidad
  • Pérdida de la vista debido a un aumento del riesgo de degeneración macular
  • Enfermedades de los dientes y las encías
  • Arrugas de la piel

Los fumadores que se cambian al tabaco que no se fuma en lugar de abandonarlo aún tienen riesgos de salud:

  • Aumento del riesgo de cáncer nasal o bucal
  • Problemas de las encías, desgaste de los dientes y caries
  • Empeoramiento de la hipertensión arterial y el dolor de pecho
Comenta esta nota

Palabras clave: