0011

El dolor crónico es el que persiste por más de tres meses, ya que en ese tiempo normalmente se resuelve o alivia una lesión aguda. En dicho período, el dolor puede ser constante o intermitente. Por ello afecta el entorno social, laboral y afectivo del paciente, así como su calidad de vida y la de su familia.

El dolor crónico es un problema de salud que afecta del 25 al 30% de la población general a nivel internacional. Considerando que en México tenemos más de 100 millones de habitantes es posible que alrededor de 28 millones de habitantes padezca este tipo de dolor.

Puede ser clasificado en dos grandes rubros:

1. Dolor crónico neoplásico que se presenta ante la formación anormal en alguna parte del cuerpo de un tejido tumoral (benigno o maligno), denominada neoplasia.

En este contexto, el dolor crónico puede ser un efecto directo del tumor, la metástasis especialmente en hueso, la afectación en la pleura, así como de los tratamientos que se ocupan para atacar dichos tumores.

2. Dolor crónico no neoplásico, es decir, que no está relacionado con neoplasias, pero persiste a lo largo del tiempo, por ejemplo a) la fibromialgia que es un dolor muscular acompañado de sensación de fatiga, b) el dolor lumbar crónico que puede estar asociado a artritis, c) las migrañas, que son dolores de cabeza muy intensos que pueden ser intermitentes y recurrentes, etc.

 

back pain

 

Igualmente, el dolor crónico también puede ser clasificado de acuerdo con ciertas características, que pueden pertenecer a cualquiera de los dos grandes rubros anteriores.

1. Dolor nociceptivo. Este dolor aparece por ciertos estímulos que producen daño a órganos y provocan su inflamación. Una vez que se logra reducir la inflamación, el dolor también disminuirá. Puede aparecer en el contexto del dolor agudo o crónico.
En este caso, el estímulo que produce la inflamación puede ser externo, tal como una quemadura de sol o un corte o contusión en la piel que puede alterar el tejido subcutáneo. Sin embargo, sería un dolor agudo ya que rápidamente puede disminuir la inflamación con un tratamiento adecuado. Un ejemplo de dolor crónico nociceptivo puede ser la inflamación de los músculos a causa de tendinitis, la inflamación de articulaciones causadas por artritis, dolores miofasciticos que pueden ser por malas posiciones y, por lo regular, se presenta en espalda, cuello y hombros. De igual manera, el dolor nociceptivo puede ser visceral, es decir, que se presenta en algún órgano como el corazón, páncreas, vesícula, vejiga derivado de la inflamación de los mismos a causa de algún síntoma o enfermedad asociada.

2. Dolor neuropático. Este dolor se presenta regularmente por causa de alguna enfermedad que afecta el sistema somatosensorial. Esto significa que afecta a todo el sistema nervioso, tanto al sistema nervioso central como al sistema nervioso periférico. El dolor neuropático central, por lo regular, es causado por una lesión en la médula espinal, por esclerosis múltiple y por accidentes cerebrovasculares. Las neuropatías periféricas son causadas por la diabetes, herpes zoster, por trastornos inmunológicos como puede ser el lupus eritematoso, por deficiencias nutricionales, por la aparición de tumores malignos e incluso de su tratamiento como la quimioterapia que puede causar lesiones en el sistema nervioso periférico. Contrario al dolor nociceptivo, el dolor neuropático es mucho más difícil de tratar y el especialista deberá encontrar la causa primordial del dolor para añadir el tratamiento de manera individualizada.

 

FUENTES Y REFERENCIAS CONSULTADAS:
Cid-C J, et al. ¿Qué y cómo evaluar al paciente con dolor crónico? Evaluación del paciente con dolor crónico. Rev Med Clin Condes2014; 25(4): 687-697.

Comenta esta nota

Palabras clave: