Enfermedad del ParkinsonNeurología y Sistema Nervioso

Tipos de Parkinson y sus principales síntomas

0016

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo progresivo muy común. Se manifiesta por temblores incontrolables, lentitud en la iniciación de movimientos y rigidez muscular.

Existen dos tipos de Parkinson, cuyas características son muy parecidas; sin embargo, su principal diferencia es la causa de la aparición de la enfermedad.

Parkinson primario

Este tipo de Parkinson se presenta sin razón aparente; no es el resultado de  alguna otra enfermedad o del uso de algún producto químico. Los tipos de Parkinson primario son:

  • Familiar o genético; es decir, tiene una base genética o hereditaria.
  • Idiopático o esporádico, que no tiene una causa aparente ni base genética. Este tipo de Parkinson es el más frecuente.

Parkinson secundario

  • El Parkinson secundario es el que se desarrolla a partir de alguna otra enfermedad, medicamento o sustancias tóxicas. Por ejemplo:
  • Traumatismo craneal repetido. Este tipo de Parkinson se puede desarrollar a consecuencia de golpes recibidos en forma reiterada, como en el caso de los boxeadores.
  • Enfermedades infecciosas o post-infecciosas. La sífilis que afecta al cerebro (llamada neurosífilis) o una infección del cerebro (denominada encefalitis) pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad de Parkinson.
  • Otros procesos neurodegenerativos. La enfermedad de Alzheimer desarrolla parkinsonismo, al igual que la degeneración de otras estructuras relacionadas con los ganglios basales.
  • Trastornos genéticos. La enfermedad de Wilson (provoca que haya demasiado cobre en los tejidos del cuerpo) o la enfermedad de Huntington (provoca que las neuronas en ciertas partes del cerebro degeneren), son trastornos genéticos que pueden producir manifestaciones de Parkinson.
  • Parkinsonismo inducido por medicamentos. Existen varios medicamentos que pueden originar la aparición del Parkinson, por ejemplo algunos antipsicóticos, neurolépticos, antiepilépticos y algunos antieméticos que son utilizados para controlar y prevenir los vómitos.
  • Parkinsonismo inducido por toxinas. Existen algunos tóxicos y/o productos industriales que pueden estar relacionados con trastornos del movimiento; los más comunes son cianuro, metanol y/o monóxido de carbono.

Síntomas

Los síntomas pueden ser leves al principio y pueden afectar uno o ambos lados del cuerpo.

Los síntomas más característicos son:

  • Temblor. Es el primero y más evidente de los síntomas en la enfermedad de Parkinson. Se puede presentar un temblor leve o una ligera sensación de que una pierna o pie está rígido y se arrastra. También suele comenzar con un ligero temblor en un brazo o en una mano. Sin embargo, puede afectar ambos brazos y ambas piernas. De manera poco frecuente se puede presentar en la cabeza o solamente en la boca. Es más factible que los temblores se presenten con mayor frecuencia cuando el paciente se encuentra en reposo, por lo que generalmente disminuye cuando el paciente comienza una actividad física. La tensión emocional puede generar que los temblores aparezcan. No se tiene documentada la aparición de temblores durante el sueño.
  • Rigidez. La rigidez muscular es otra de las primeras manifestaciones de la enfermedad. Esto significa que hay una falta de flexibilidad en los músculos y las articulaciones, por lo que es muy difícil realizar movimientos habituales tales como levantarse de una silla o sentarse. Puede presentarse dolor y rigidez a nivel de los hombros, lo que de primera instancia podría confundirse con un reumatismo. No obstante, al cabo de un tiempo aparecen otros síntomas que indican que el paciente tiene enfermedad de Parkinson. Como resultado de esta rigidez, el paciente adquiere una postura encorvada y sus pasos son cortos y acelerados.
  • Lentitud en los movimientos. Se llama también bradicinesia, en la cual existe una lentitud generalizada en la realización de movimientos voluntarios como levantarse, sentarse, vestirse o incluso escribir. Ello afecta las actividades de la vida diaria de manera importante. A la dificultad para iniciar el movimiento se le denomina hipocinesia.
  • Inestabilidad. Pueden presentarse problemas para mantener el equilibrio, así como dificultad al caminar, lo cual deriva en la necesidad de dar pasos cortos y acelerados. De igual manera, la espalda encorvada puede producir desequilibrio.

En términos generales, los principales síntomas de la enfermedad de Parkinson son músculos rígidos; dolores musculares; problemas con el equilibrio y la marcha; presión arterial baja al levantarse; parpadeo lento; dificultad para deglutir/comer; hablar de manera lenta; falta de expresión facial; postura encorvada; estreñimiento; sudoración; dificultad para iniciar y/o continuar el movimiento, como comenzar a caminar; movimientos lentos; temblores en movimiento o en reposo.

Cuando la enfermedad progresa, se pueden presentar algunos otros síntomas, tales como ansiedad, estrés y tensión; confusión; demencia; depresión y pérdida de la memoria.

An elderly woman holding her painful wrist

 

FUENTES Y REFERENCIAS CONSULTADAS:
Parra N, Fernández J, Martínez O. Consecuencias de la enfermedad de Parkinson en la calidad de vida. Rev Chil Neuropsicol 2014; 9(1-2): 30-35. http://www.redalyc.org/pdf/1793/179333051008.pdf
Enfermedad de Parkinson. Esperanza en la investigación. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS).http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/parkinson_disease_spanish.htm

Comenta esta nota

Palabras clave: