fbpx
CardiologíaEnfermedades CardiovascularesUncategorized

Trombosis venosa profunda: Todo lo que debes saber

Cómo la trombosis venosa profunda afecta a quienes la padecen

La trombosis venosa profunda, o flebotrombosis profunda, se produce cuando se forma un coágulo de sangre en una o más venas profundas del cuerpo, generalmente en las piernas. Esta patología puede causar dolor o hinchazón en las piernas, pero puede estar presente sin síntoma alguno. Esta afección puede presentarse si tienes ciertas enfermedades que afectan la forma en que coagula la sangre.

La flebotrombosis profunda es un trastorno grave, porque los coágulos sanguíneos que se producen en las venas pueden soltarse, desplazarse a través del torrente sanguíneo, alojarse en los pulmones y obstaculizar el flujo de sangre.

Síntomas

Los signos y síntomas de la trombosis venosa profunda pueden comprender:

Hinchazón en la pierna afectada. Rara vez se hinchan ambas piernas.

  • Dolor en la pierna. Generalmente, el dolor empieza en la pantorrilla y se siente como un calambre o una inflamación.
  • Enrojecimiento o manchas en la piel de la pierna.
  • Sensación de calor en la pierna afectada.

La trombosis venosa profunda puede presentarse sin provocar síntomas perceptibles.

Causas

Los coágulos de sangre de la trombosis venosa profunda se pueden producir como consecuencia de cualquier cosa que impida que la sangre circule o se coagule normalmente, como una lesión en una vena, una cirugía, ciertos medicamentos y la limitación del movimiento.

Complicaciones

Embolia pulmonar

Una embolia pulmonar se produce cuando un coágulo sanguíneo que circula hacia el pulmón desde otra parte del cuerpo, en general la pierna, obstruye un vaso sanguíneo en el pulmón.

La embolia pulmonar puede poner en riesgo la vida. Es importante prestar atención a los signos y síntomas de la embolia pulmonar y buscar atención médica si se producen. Los signos y síntomas de la embolia pulmonar comprenden:

  • Dificultad repentina para respirar.
  • Dolor o molestia en el pecho que empeora cuando respiras profundo o cuando toses.
  • Sentirse aturdido o mareado, o desmayarse.
  • Pulso acelerado.
  • Tos con sangre.

Síndrome posflebítico

Una complicación frecuente que puede producirse después de una trombosis venosa profunda se conoce como «síndrome posflebítico» o «síndrome postrombótico». El daño en las venas provocado por el coágulo sanguíneo reduce el flujo sanguíneo en las zonas afectadas, lo que puede producir:

  • Hinchazón persistente de las piernas.
  • Dolor de pierna.
  • Cambios de color de la piel.
  • Llagas en la piel.

Para conocer más sobre esta y otras patologías, consulta nuestra página web.

Comenta esta nota

Palabras clave: