Piedras renalesUrología y Ginecología

Conoce el mejor tratamiento para los cálculos renales

ureteroscopia

Los cálculos o piedras renales (litiasis renal) son una causa frecuente de consulta por sus síntomas principales, los cuales son dolor intenso en la “espalda baja” y presencia de sangre en la orina.

En términos generales, la función principal de los riñones es filtrar la sangre y eliminar los desechos orgánicos. Un aumento de las concentraciones de ciertos compuestos, la modificación de la acidez o alcalinidad de la orina, entre otros factores, pueden favorecer la formación de una estructura sólida dentro de las vías urinarias. Por lo que  los cálculos son el resultado de la acumulación de esos compuestos, como el oxalato de calcio, fosfato amónico magnésico o ácido úrico.

Cuando los cálculos comienzan a formarse, no ocasionan síntomas, sino hasta que ya han alcanzado un tamaño considerable. Sus síntomas generales son dolor agudo e intenso en la parte baja de la espalda, sangre en la orina (en algunos casos, hay expulsión de hilos de sangre que no son visibles, pero pueden detectarse en el Examen General de Orina), dolor al orinar, deseo frecuente y/o urgente para orinar.

Además de los síntomas, el médico puede confirmar el diagnóstico  y conocer en qué parte de las vías urinarias se encuentra, realizando estudios de laboratorio y de imagenología.

Respecto al tratamiento, actualmente existe un procedimiento médico para retirarlos llamado ureteroscopia, el cual nos ofrece más ventajas que la cirugía convencional, como una recuperación rápida y menor riesgo de infecciones.

 La complicación mayor de la litiasis urinaria o cálculos renales es la obstrucción total de la vía urinaria por aumento de tamaño, por lo que tienen un muy buen pronóstico cuando son diagnosticados y tratados a tiempo por un especialista.

 

 *Si deseas conocer más sobre la ureteroscopia, te invitamos a ver este video:

Comenta esta nota

Palabras clave: